La percepción del profesional SEO

Hace poco leí un artículo en Puromarketing en el que se comentaba acerca de cómo algunos ajustes de Google en sus algoritmos harían que la figura del profesional SEO desapareciera.

Evidentemente, al empezar a leer el artículo me preocupé bastante ya que hoy en día uno de mis roles en mi ámbito profesional es el de trabajar en el posicionamiento de una página web en motores de búsqueda. Pero al final, logré tranquilizarme al evidenciar que el artículo presenta, a mi modo de ver,errores en lo que se percibe como el profesional en SEO.

Continuar leyendo en Clickderecho.com.co

No seamos tan orates

No soy experto ni tengo conocimientos en RRII, simplemente doy mi punto de vista después de tratar de entender qué está pasando en Siria. Vale la pena aclarar aclarar que esta es una visión general y no sistemática del conflicto en el país árabe.

Esta mañana me levanté con la curiosidad de entender la relación de Estados Unidos con el conflicto bélico que se está dando en Siria, un país cultural y geográficamente muy distante de Colombia.

Lo primero fue entender que el país asiático padece desde el 2011 una guerra civil que desató un conflicto armado entre Rebeldes (opositores) y las fuerzas armadas del gobierno del presidente Bashar al-Asad.

Me parece que atreverme a escribir acerca del conflicto interno de Siria que llevó a una guerra civil es más que inapropiado. Me basta en esta ocasión con dar un punto de vista sobre la participación de Estados Unidos y otros países en la Guerra Siria.

Ahora bien, cabe resaltar que los rebeldes están respaldados por Turquía e Israel; mientras que el Gobierno de Bashar al-Asad, cuenta con el apoyo de Rusia, Irán y la organización libanesa Hezbolá.

El fin de semana pasado, el presidente Barack Obama condenó un ataque por parte del Gobierno sirio con gas sarín y calificó este acto como el “peor ataque con armas químicas del siglo XXI”. Lo cual, al parecer le da el derecho de preparar un ataque militar contra el país asiático.

En respuesta, el Viceministro de Relaciones Exteriores de Siria Faisal Al Miqdad señaló que “no cederá ante las amenazas de ataques occidentales ni aunque haya una tercera guerra mundial”.

Y entonces: ¿los mismos contra los mismos otra vez?

No puede ser. En realidad no puede ser. No nos cabe otra guerra mundial. No sé si se llegue a dichas instancias este problema, pues ya en varios conflictos anteriores se ha generado esta amenaza. Pero lo que sí sé es que no deben polarizar otra vez al mundo para más guerra, más locos, más muertos, más problemas, más desolación, etc.

Creo que la historia es clara en confirmar que las guerras mundiales son algo de lo que los seres humanos debemos estar avergonzados y no podemos volver a caer en lo mismo. No podemos ser tan orates de caer otra vez en una serie de magnicidios por no ser capaces de resolver los problemas públicos civilizadamente.

Desde la Iglesia Católica, el Papa Francisco ha hecho una invitación al mundo a rezar por la paz en Siria y la solución a este conflicto por las vías de la paz. Independientemente de si usted es Católico o no, lo invito a que se una a este llamado. Si usted no cree no importa. Pero por lo menos yo en esta ocasión me uniré a esta oración mundial este sábado por la paz en Siria.

Van 110.000 muertos. Una intervención de otros países aumentaría trágicamente esa cifra. Por lo menos a través de nuestra oración unámonos para tratar de evitar más tragedias como esta en el mundo.

Mis fuentes: Wikipedia y BBC.

Carta a Juan Manuel Santos:

Señor presidente, este es un tema del que no suelo escribir pero me duele mi país y siento que debo expresarlo.

En semana santa un grupo de jóvenes católicos buscamos irnos de misiones con el fin de llevar el mensaje de Dios a campesinos de algunas veredas en diferentes regiones del país, actividad que se viene realizando desde hace varios años a través de un programa de la Iglesia Católica.

Pero este año la situación cambió. Teníamos como destino un pueblo cercano a Melgar, a dos horas y media de Bogotá, inclusive cerca de una de las principales bases militares de Colombia.

Ya todo estaba listo, pero faltando menos de 10 días para arrancar nos enteramos, por fuentes no oficiales, de que Las Farc se tomaron el pueblo al que íbamos a misionar. Quemaron algunos buses y no sé con exactitud qué más hicieron porque ningún medio de comunicación hizo eco de la noticia.

La verdad no entiendo por qué los medios de comunicación no emitieron esta información en ninguno de sus espacios informativos ¿Sabe usted algo de de eso?

Pero lo que más tristeza me produjo esto fue que sentí que había retrocedido 15 años, en épocas en las que no se podía viajar por el país a causa de este flagelo que no parece tener fin.

Debo reconocer que apoyé su campaña a la presidencia; porque creí en su gestión como Ministro de Defensa, creí en la Unidad Nacional y en la prosperidad democrática que nos planteó a los colombianos. Pero hoy lo veo participando en el lanzamiento de los Hangouts de Google en Colombia, nominado al Premio Nóbel de Paz y no entiendo lo que pasa. Lo veo como si todo estuviera bien y lo siento alejado de la cruda realidad que sé usted conoce perfectamente.

No quiero tomar ninguna posición política ni mucho menos. Pero me duele mi país, me duele que las Farc sigan haciéndole daño a un país al que literalmente han desangrado. Simplemente quiero hacer un llamado al Gobierno Nacional para que no nos pase lo que ya pasó con Andrés Pastrana y Belisario Betancur en el pasado, en donde los procesos de paz fueron unilaterales y los únicos que ganaron fueron los guerrilleros.

Solo quiero que tengamos paz, que no se generen más desplazamientos forzosos y que los colombianos podamos viajar por nuestras carreteras tranquilos. Ya avanzamos mucho en ese sentido y no podemos permitir que nos ganen terreno y poder los guerrilleros.

Por favor señor Presidente, no deje que Las Farc se tomen de nuevo nuestro país.

Muchas gracias.

Nadie nos quita lo bailado

¿Será que algunos hinchas de Millos no tienen memoria?

Con la polémica desatada en Madrid por el presidente de Millonarios Felipe Gaitán empezaron a surgir comentarios en diferentes espacios de la Red que me hacen pensar que algunos hinchas no tienen memoria.

¿Será que se les olvidó que Millos estuvo en quiebra, que se acogió a la ley 550, que debía más de 30.000 millones de pesos, que tenía demandas por más de 20 ex jugadores y técnicos, que le embargaron la sede deportiva y que fuera de todo pasábamos una sequía deportiva impresionante?

Todo ese periodo desafortunado que vivió Millos en la presidencia y dirigencia de Juan Carlos López y Luis Augusto García casi acaba con el amor de más de 8 millones de hinchas que nos desvivimos por un equipo que revivió de las cenizas para recuperar su grandeza.

Pero le duela a quien le duela fue un paisa quien salvó a Millonarios de esa crisis administrativa. Llegó José Roberto Arango, un empresario que ha salvado empresas de la quiebra y sacó el equipo adelante administrativamente. Posteriormente, llegó Felipe Gaitán, otro gran administrador hincha de Millonarios quien también ha logrado un excelente trabajo en términos administrativos.

Que no se nos olvide que fue él quien trajo a Hernán Torres, a Wason Rentería, logró que volviera Robayo y con todo el departamento administrativo ha hecho campañas para recuperar la marca de Millonarios volviéndole a dar la grandeza administrativamente.

Y no me vengan con bobadas a decir que Millonarios no es una marca y no es un negocio. Porque sí lo es. Así es el fútbol. ¿O es que alguno piensa que la pasión de los hinchas paga los viajes de los jugadores, los sueldos y las contrataciones?

Tal y como lo hace el Real Madrid, el Chelsea, el Barcelona y todos los equipos grandes Millos está trabajando en la marca, en publicidad para generar plata para la sede deportiva, traer mejores jugadores y dar más alegrías a la hinchada.

Por eso, me parece injusto ver que algunos declaren persona no grata a Gaitán. Ver los insultos y un regionalismo absurdo que no tiene lugar a la hora de sacar el equipo adelante.

Quiero aclarar que no estoy de acuerdo con que Millonarios renuncie a los campeonatos del 87 y 88. Pero eso no quiere decir que ahora me voy al estadio a insultar a los dirigentes que salvaron a Millonarios y lo tienen hoy líder del campeonato y en octavos de final de un torneo internacional.

Que anda bien económicamente, que tiene proyectos grandes, que paga cumplidamente los salarios, que ha mejorado en contrataciones…

A los hinchas, lo de la renuncia a los títulos solo es un debate. No es un hecho, y debemos hacer sentir nuestra voz para que no lo hagan. Pero hacerlo ante todo con respeto, sin olvidar la buena gestión que ha hecho esta administración. Que no se nos olvide que Millos casi desaparece y administrativos como Arango y Gaitán son los que nos tienen hoy luchando para recuperar la grandeza.

Además, nosotros los hinchas de Millonarios lo amamos y vivimos por Él no por los títulos. Dos estrellas no nos dan ni nos quitan la grandeza que tiene nuestro escudo y nuestra historia. La grandeza la hacemos los hinchas, los que viajamos y vivimos para sonreír, gritar y llorar por cada gol.

“Millonarios querido de mi corazón el día en que me muera me vas a escuchar, solo sé que te vengo a aletnar, soy de la banda más loca que hay que con todos los trapos va siempre a alentar NO ME IMPORTA LA COPA TODO ME DA IGUAL, solo sé que te vengo a alentar”

Por eso, mi mensaje a toda la hinchada de Millonarios. Tengamos memoria y valoremos lo que tenemos. Porque hace 7 años sufríamos porque en verdad teníamos directivos que estaban desgarrando al Club. Pero revivimos y estamos más vivos que nunca. Aprovechemos el momento y hagamos sentir nuestra voz de inconformidad con el debate sobre la mesa, pero hay que hacer lo con respeto por las personas que hoy nos tienen en donde estamos.

El goloso de Carlos Slim

¿Por qué seguir en Claro?

Primero, quiero destacar que actualmente hago parte de la gran multitud de clientes insatisfechos con los que cuenta la empresa de Carlos Slim, actualmente el hombre más rico del mundo, Claro Colombia

Al parecer, el equipo de Claro no tiene ni la menor idea de lo que es fidelizar un cliente, pues estoy pagando facturas mensuales desde hace 9 años, cuando la empresa se llamaba Comcel, y tengo las mismas condiciones que tiene un cliente que lleva un mes.

El principal punto que me llevó a escribir esta entrada es la reposición. La semana pasada me acerqué a uno de los puntos de Claro en Bogotá con la intención de cambiar mi equipo, ya que cumplí el tiempo de contrato establecido para ello y me encontré con unas respuestas inconcebibles.

Pedí los precios de los siguientes celulares y me ofrecieron estos precios, teniendo en cuenta un plan de aproximadamente 500 minutos, plan de datos ilimitado y antigüedad de 9 años con la empresa.

Samsung Galaxy 2–> $720.000

Nokia Lumia 800  –> $760.000

Iphone 4S 16G –> $1.105.000

Sony Xperia Arc   –> $890.000

Hay que tener en cuenta que estas versiones no son las últimas. Es decir, ya hay Samsug Galaxy 3, Nokia Lumia 900 y 920, etc.

Ahora bien, digamos que usted quiere hacer la inversión en alguno de estos buenos pero caros equipos, en caso de que lo roben o se le pierda tiene que pagar el precio full del celular sin ninguna opción de seguro o descuento.

Además, haciendo una comparación con otras empresas como Movistar y Tigo me di cuenta de que los planes y los celulares son muchísimo más baratos.

Para resumir: el servicio no es el mejor, la señal es igual o peor a la de la competencia, los celulares y planes carísimos, les importa muy poco si usted lleva toda la vida con ellos…

Entonces, la verdad no veo ningún motivo para seguir con esta empresa a la cual no le interesa ni un poco cómo se sientan sus clientes o cómo puede mejorar el servicio.

Mi recomendación: no tengan miedo a cambiar. Pregunten en otras empresas y busquen el servicio que mejor les convenga y no permitamos que esta empresa siga abusando como lo ha venido haciendo hasta ahora.

Brasil 2014

Si no es ahora, ¿cuándo?

Si bien es cierto, el grupo de clasificación al mundial de Colombia no es para nada fácil. 4 cupos directos  teniendo que enfrentar selecciones como Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Ecuador, Venezuela, Perú y Bolivia hacen que sea una misión bastante compleja.

Pero este año, no está la que para mí es la mejor selección de fútbol del mundo, Brasil. Tenemos que aprovechar para coger ese cupo y por fin vivir de nuevo la verdadera fiesta que es un mundial de fútbol.

Pero veamos cómo se encuentra la tabla de posiciones en este momento.

Los próximos partidos que jugaremos serán ante la selección de Uruguay el 7 de septiembre en el tradicional Metropolitano de Barranquilla y frente a Chile en Santiago el 11 del mismo mes.

Venezuela y Ecuador, los equipos “fáciles” de las eliminatorias han demostrado un crecimiento futbolístico que nos complica aún más las cosas.

Sin embargo, la Selección Colombia está obligada a clasificar a Brasil 2014. Porque los colombianos ya lo exigimos, lo necesitamos. Es el colmo que llevemos más de una década buscando selecciones ajenas para seguir por televisión. No más, nosotros queremos ir a Brasil. Queremos llenar el álbum con las monas de Falcaco, James y Armero.

¡Tenemos con qué! Con respecto a nuestros países vecinos tenemos una nómina envidiable. El momento que pasan Falcao, James y Pavón son herramientas que nos deben ayudar a ganar estos partidos.

Acá todos son rivales directos, cada partido es una final y desde ya debemos buscar ubicarnos en lo alto de la tabla para que en los partidos de vuelta no estemos con calculadora en mano haciendo cuentas para clasificar esperando resultados ajenos.

Calma, orden y mucho amor por la camiseta. No pido más en los partidos.

Y no es nada de regionalismo, lo prometo. No me molesta que Barranquilla sea la sede en lo absoluto. Pero por favor, a la gente de la Arenosa a llenar el Metro y hacerle sentir al rival que esto es Colombia, que acá sabemos de fútbol y que de aquí no se llevan ni medio punto. Nada de que Tabares, Lugano y Suárez son mis ídolos y vamos a tomarnos fotos con la camiseta de Uruguay a recibirlos.

Por favor, seriedad. Sé que son unos pocos pero respeto por nuestro país, nada de venderse como desafortunadamente lo hicieron unos pocos cuando vino Argentina.

Por ahora no es más, esperar el partido que ya se viene y  recordar este video que nos hace sentir más colombianos.


Vamos mi sele, vamos a Brasil.

El día más feliz de mi vida

Un día en el que descubrí mi verdadera pasión, un sentimiento inexplicable a los demás.

Domingo después de un tradicional almuerzo familiar, ajiaco santafereño con papá y mamá. No recuerdo mucho de mis primeros 10 años de vida. Pero hay un día que me marcó para siempre.

Pues ese domingo, mi papá tomó la sabia decisión de llevarme a mi primer día de estadio. Fui corriendo a mi cuarto por mi camiseta Cristal Oro y me fui con mi padre para el coloso de la 57. Lo había imaginado muchas veces, había visto partidos por televisión pero nada de eso se compara con la experiencia de vivir un partido en El Campín.

Fue contra Once Caldas. Nos hicimos en el segundo piso de occidental general, y debo reconocer que al principio estaba algo aturdido. Gritos, trompetas, bombos y pitos acompañaban un coro de aliento embajador. Un coro que me aprendí y no he dejado de entonar cada vez que uno de los grandes amores de mi vida juega, Millonarios.

Ese día encontré un mundo nuevo. Un mundo inentendible para quienes no viven la pasión del fútbol, pero definitivamente un mundo con el que voy a morir.

Esa noche perdió Millonarios por penales. En aquella época, todos los partidos que terminaban en empate los primeros 90 minutos se definían desde los 11 pasos para determinar cuál de los equipos se llevaba dos puntos y cuál se quedaba con uno.

Pero esa derrota no opacó la inmensa felicidad que sentí y siento al recordar una de las mejores experiencias de mi vida. No me importó haber perdido, ese día me enamoré perdidamente de Millonarios y desde entonces ir al estadio es el mejor plan al que puedo asistir.

He viajado a verlo, he llorado de alegría y de tristeza, he sentido rabia y me he decepcionado, pero a pesar de todas las crisis por las que ha pasado el equipo, verlo salir a la cancha y celebrar un gol no se compara con ningún sentimiento en esta vida.

Por eso, desde ya anhelo comprar una camiseta para mi hijo y poderle dar esa alegría inmensa que me dio mi papá hace más de 15 años. Y vivir a su lado el gran privilegio de ser hincha de Millonarios, un equipo que ha sido grande, que renació de las cenizas para recuperar su grandeza y un equipo al que alentaré hasta que Dios me dé vida.

Con palabras no puedo expresar plenamente lo que siento, pero poco a poco en esta sección de mi blog trataré de plasmar lo que me da cada vez que veo a mi equipo del alma, millonarios de mi corazón.